Escrito por el viernes 25 de julio de 2014

Mientras la mitad del mundo estaba paralizado con el Mundial de Fútbol de Brasil, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el mundial no era contra un balón, era con números.

El pasado 3 de julio se dio el pitazo de inicio a una de las competencias tan o más importante que un mundial de fútbol, tal vez; la versión número 55 de la Olimpiada Internacional de Matemáticas, se llevó a cabo en Sudáfrica, dónde alrededor de 110 países y unos 1000 estudiantes de todo del mundo se dan cita, año tras año, para participar en el evento científico y académico de mayor relevancia en el mundo acá.

Imagen1

Juan Sebastián Díaz Serrano, Colegio San Carlos, Bogotá; Camilo Espinosa Bernal, Colegio MArymount, Barranquilla; Francisco Acosta Henao, Colegio Helvetia, Bogotá; Santiago Gómez Alvarez, Colegio San Carlos, Bogotá; Ciro David Plata Barros, Colegio Alemán, Barranquilla y Hermes David García Alviz, Colegio Colón, Barranquilla.

Colombia logró obtener uno de esos “botines”, la medalla de plata la ganó el estudiante Juan Sebastián Díaz del Colegio San Carlos de Bogotá; Camilo Espinosa, del Colegio Marymount de Barranquilla quien obtuvo medalla de bronce. Además de las menciones de honor que obtuvieron Ciro Plata del Colegio Alemán de Barranquilla; Hermes García del Colegio Colón de Barranquilla  y Santiago Gómez del Colegio San Carlos de Bogotá.

Este año competidores de  entre 13 y 17 años, se dieron cita en una ciudad que no muchos pensarían algún día conocer, pero que sus habilidades intelectuales les permitieron compartir; para unos de reencontrarse y otros su primera olimpiada, pero todos con una sola meta, meter el Gol de sus vida, la medalla de Oro de una de las competencias que durante 10 días permite no compartir conocimiento académico sino experiencias de desarrollo de sus países con otras latitudes.

Las Olimpiadas Colombianas de Matemáticas tiene programas para motivar el estudio de las matemáticas y desarrollar el máximo potencial de los estudiantes, en ellas pueden participar cualquier colegio y estudiantes del país. La calidad de la educación es excelente cuando abre el panorama de desarrollo personal y ofrece a cada joven la oportunidad de realizarse plenamente para poder satisfacer no sólo sus necesidades sino también sus intereses más preciados y sus sueños. Las ciencias ofrecen un medio de comprender el mundo, de ejercer la creatividad, la imaginación, el ingenio, la intuición y la lógica.


  1. ¿Por qué no dejas un comentario?



0